Cristo predicador
(Talla en madera policromada, Alto. 60 cm.)

 

 

Edilio Navarro
1934- 2001

“..últimamente ya no puedo tallar la madera, pero me he puesto a pintar para distraer a este corazón cansado…”

Nace en San José de Areocuar el 7 de diciembre de 1 934 y muere el 11 de diciembre de 2001, (dos meses después de hacerle esta entrevista). Su Familia aún vive en el pueblo que lo vio nacer en a Calle San Francisco N. 03, Municipio Andrés Mata, allí Gertrudis, su viuda, siempre está dispuesta a mostrar su trabajo, y recibir al visitante con mucha amabilidad. Comienza a trabajar la escultura en 1 967. Su dedicación, constancia y calidad artística son reconocidas cuando es nombrado ”Patrimonio Cultural Viviente” en el año 2001, pocos meses antes de su muerte.
Edilio es un auténtico representante de nuestra imaginería popular. Al recrear en sus esculturas los iconos que todos reconocemos, éstas se convierten en verdaderas imágenes de veneración y culto en iglesias y altares domésticos.

Su trabajo siempre asumido con seriedad e inspiración, mantiene un alto nivel técnico y artístico, desarrollando con el tiempo un estilo personal, caracterizado por su simplicidad en el tratamiento de los volúmenes y una gran carga expresiva; sorprende descubrir dentro de una cierta rigidez de cariátides, donde los ropajes caen verticalmente, rostros llenos de vida y espiritualidad, estas soluciones espaciales muy válidas y contemporáneas las utiliza para representar las imágenes de siempre: El Pesebre, a Virgen María en sus diferentes advocaciones, los Arcángeles: Miguel, Gabriel, Uriel, Rafael, entre otros. Capítulo aparte merecen los Cristos de Edilio, los cuales parecen haber heredado toda la tradición, la sólida sencillez, espiritualidad y carga expresiva de los Cristos del Románico Español; y al igual que estos invitan a la devoción, el recogimiento y a la oración.