Faraón
(Talla en madera de cedro, Altura 93 cm.)

 

Luis Aguilera

“...trabajo la madera hace doce años, vivo pendiente de los formas de los árboles y las ramas aquí me sirven, con ellas terminaré mi casa…”

Nace en Río Caribe el 1 3 de abril de 1964. Municipio Arismendi Pasando por la carretera de Bohordal hacia Santa Isabel en el sector de El Cerezo se puede ver una casita a lo alto de una colina que demuestra las habilidades y a esperanza de Luis Aguilera, de querer darle una mano a su pueblo para que lo vean y lo recuerden como lo que puede ser, ese espacio organizado y diseñado con elementos de la naturaleza es digno de ser recordado en una Posta!, parece que dijera... Bienvenido.

Allí mismo trabaja, descansa y recibe a quien tiene a bien compartir con el, la experiencia de admirar, sin modificar en profundidad la selva pariana. Sus esculturas de animales representan muy bien su condición de fieras vivas o amansadas.

Luis desde muy joven defendía su derecho y se ganó un espacio para dedicárselo a la escultura, que en un principio fue la tallo de animales: “...hice muchas garzas, perdí la cuenta, de todo tipo, los hacía comiendo, en grupos, en muchas posiciones, repetir la misma figura me fastidio, no puedo”. Esta confesión de Luis lo perfilo como un artista creativo e innovador siempre a la búsqueda de nuevas posibilidades de expresión, incluyendo en sus composiciones texturas y colores - tintes transparentes- que dan o su obro ese carácter de fetiche afro-caribe.